Día del Asteroide en cráter de Monturaqui en Desierto de Atacama

La visita al cráter de Monturaqui, única estructura de impacto de un asteroide confirmada en el territorio chileno, será una de las actividades destacadas en Chile en el Día del Asteroide, que se celebra este domingo 30 de junio en todo el planeta.

El cráter se encuentra ubicado a 200 km al sureste de Antofagasta y a 3.000 metros de altitud en la precordillera al sur del Salar de Atacama, y la visita será a cargo de la geóloga Millarca Valenzuela, que además cuenta con el honor de ser la única chilena con un asteroide que lleva su nombre.

Valenzuela, miembro del Instituto Milenio de Astrofísica (MAS) y la UC, conversará con la comunidad local sobre la importancia de la conservación del cráter y de la protección de los meteoritos.

La geóloga Millarca Valenzuela. Foto: gentileza de MAS.

Las actividades en Chile

Junto al Instituto, casi una veintena de entidades en Chile realizarán actividades en diversas comunas de la Región Metropolitana, además de Concepción, Antofagasta, Papudo, Peine y Valdivia.

El documental de Discovery Channel “Man vs. Asteroid” será una de los focos de atención del Día del Asteroide. Este film será exhibido en Concepción, Antofagasta y en Santiago. En la capital será en el Centro de Extensión UC (Metro UC, 12:00 horas) y en el Planetario USACH (Metro Estación Central, 18:30), donde además se realizarán las charlas para público general.

A las 12:00 el astrónomo experto en sistemas solares, Néstor Espinoza (UC/MAS) estará en el Centro de Extensión UC, mientras que su colega Alejandro Clocchiatti (MAS/UC) dictará la exposición “¿Por qué estamos acá?” en el recinto de Estación Central.

Aquí además se realizará la premiación de la segunda versión del Concurso de Relatos Breves, organizado por MAS y el Instituto de Astrofísica UC.

Clocchiatti, quien lidera la organización de la celebración en Chile, además participará de la transmisión en vivo que la organización internacional del Día del Asteroide —junto a la Agencia Espacial Europea (ESA), la Agencia Espacial Japonesa (JAXA) y la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) hará durante 24 horas, desde las 21:00 horas del 29 de junio (horario de Chile).

En ésta, participarán astronautas, astrónomos, astrofísicos y científicos de todo el mundo, los que serán entrevistados por Brian Cox, físico británico y comentarista de la BBC. La transmisión se realizará a través del sitio www.asteroidday.org/live y la participación chilena será a las 8:50 horas.

Destaca también el trabajo que el Núcleo de Astronomía UDP realizará para niños con discapacidad visual en La Cisterna, el Twitter Live organizado por el Observatorio ALMA, las charlas “Asteroides, Viajeros del espacio” en la Casa Central de la Universidad de Chile, “Asteroides: testigos de la formación de nuestro Sistema Solar”, en Quinta Normal, entre otras actividades.

La lista detallada de cada una de las actividades se encuentra en aquí.

El cráter de Monturaqui

Valenzuela lleva más de diez años visitando la comunidad de Peine, donde se ubica el cráter de Monturaqui. Primero fue para un trabajo de investigación en el cráter, recién titulada, pero luego de percatarse de su importancia científica y escénica, lo propuso como geositio al grupo de geopatrimonio de la Sociedad Geológica de Chile.

“Desde ese tiempo comencé a dar charlas periódicas a la comunidad para ir dando a conocer la importancia de este único testigo de una gran colisión de un asteroide en nuestro territorio”, cuenta.

El cráter tiene un diámetro de medio kilómetro

“Recién el año pasado fue la primera vez que toda la comunidad visitó el cráter en el contexto del Día del Asteroide, lo cual fue muy significativo como proceso de toma de conciencia de su valor para ellos, y lo que viene de la mano, el compromiso de protegerlo. Incluso fueron invitados dos chamanes atacameños que realizaron un pago a la tierra lo que fue muy importante para afianzar este compromiso”.

Este año la idea es ir nuevamente con parte de la comunidad para bloquear los sectores por donde los vehículos hacen ingreso al cráter y lo erosionan, delimitar la zona que podría ser protegida y sus vías de acceso.

La actividad está organizada por y para la comunidad de Peine y localidades aledañas e incluye una charla pública y reuniones con las autoridades y operadores turísticos locales para conversar los mecanismos de su protección.

El acceso al cráter es muy dificultoso, solo se puede hacer con vehículos 4×4 y siempre con un guía que conozca la zona. Por estar a unos 3.000 metros sobre el nivel del mar, la vista desde el cráter es majestuosa, ya que se puede ver el gran salar de Atacama y toda la meseta altoandina con sus volcanes.

“Monturaqui es el único crater de impacto por explosión que tenemos en Chile, su diámetro es de unos 460 metros y 60 metros de profundidad. Las dataciones radiométricas más recientes apuntan a que la explosión por impacto ocurrió hace aproximadamente 560.000 años atrás, lo que lo hace el cráter mejor preservado de esa edad en todo el continente”.

En Chile existen otros cráteres más pequeños -de menos de 10 metros de diámetro- asociados a dos grandes meteoritos: Vaca Muerta e Imilac, también ubicados en la región de Antofagasta.

Importancia de la conservación

Valenzuela destaca la importancia de conservar el cráter Monturaqui como registro de un evento único como lo es el impacto de un asteroide con nuestro planeta.

“A diferencia de la Luna, donde si podemos ver multiples evidencias de éstos en el pasado, en la Tierra, debido a la tectónica de placas y a la acción de la atmósfera e hidrosfera, estos cráteres han sido borrados, enterrados y erosionados, por lo que solo podemos estudiar estos procesos en los registros que aún están disponibles como Monturaqui, que está muy bien preservado”, comenta.

“Hay que recordar que es gracias a estos impactos en el inicio de la formación de la Tierra, que muchos elementos orgánicos y volátiles pueden haber sido incorporados a nuestro planeta, posibilitando el surgimiento de la vida, el desarrollo de la hidrosfera y atmósfera. Pero así como pueden ser precursores de la vida, también pueden acabar con ella. Gracias al gran impacto en Yucatán la vida en la Tierra dio un giro que ha hecho que nosotros los humanos ahora seamos una de las especies más desarrolladas y no los dinosaurios, por ejemplo. Por lo que los impactos son parte de nuestra historia humana”.

Por eso la preservación de estas estructuras es importante tanto desde el punto de vista científico pero también patrimonial, como parte de la historia natural de un lugar, del cual las personas pueden aprender mucho, agrega.

El asteroide que extinguió a los dinosaurios

El Día del Asteroide recuerda, desde 2015, uno de los impactos más grandes de un asteroide en la Tierra, ocurrido hace 109 años en Tunguska, Rusia. En diciembre de 2016, este día fue reconocido por las Naciones Unidas (ONU) como un día internacional de educación y concientización sobre el peligro que los impactos de asteroides significan para la Tierra.

Por tercer año consecutivo, Chile se suma a esta iniciativa, junto a 189 países en todo el globo, que será coordinada a nivel internacional desde Luxemburgo. En nuestro país, el MAS coordina esta celebración en el país para enseñar sobre asteroides y llamar la atención sobre un problema potencialmente peligroso para la humanidad.

Valenzuela explica que el Día del Asteroide busca despertar la conciencia global sobre el papel que han jugado estas rocas extraterrestres “y los efectos devastadores que pueden tener sobre nuestra civilización”.

La Tierra ha sufrido el impacto de estos objetos celestes en múltiples oportunidades. Un caso destacado fue el asteroide de 16 km de diámetro que cayó hace 65 millones de años atrás en la península de Yucatán, frente a México, y que terminó con el 75% de toda la biomasa de ese entonces, incluyendo los dinosaurios.

“El mensaje que se quiere transmitir a las autoridades, gobiernos y comunidad en general, es que un conocimiento mayor de la población de asteroides que cruzan la órbita de la Tierra nos permitirá anticipar un mecanismo de defensa en caso que un asteroide de más de 50 metros de diámetro nos fuera a impactar”, explica.

“Para eso se necesita derivar más fondos de investigación a los programas de búsqueda masiva de asteroides y a la caracterización precisa de sus órbitas, así como también a la experimentación de diversas formas de desviar la trayectoria de éstos, a fin de evitar la colisión”.

Para Valenzuela la celebración de este año tendrá un matiz diferente por el hecho de saber que un asteroide lleva su nombre.

“Por tal razón me siento aún más comprometida en ser parte de este movimiento y motivar a todos a saber más de estas rocas, más aún como geóloga, para resaltar la importancia no solo de su estudio astronómico, sino también de su importante valor como las rocas más antiguas del sistema solar”, señala.

El Día del Asteroide incluye numerosas actividades programadas a nivel mundial. Muchas corresponden a charlas y actividades como foros, proyección de películas, documentales, experimentos, etc. Lo más destacable es la cobertura en más de 70 países, con más de 500 eventos en todo el mundo.

“Encuentro potente saber que cuando esté dando mi charla en la comunidad de Peine, otros grupos estarán en lo mismo en Moscú, en Francia, en Argentina. Creo que es un movimiento que ha generado mucho impacto mediático, y cada actividad es valiosa al involucrar en estos temas a toda su comunidad”.

Desde el año pasado en Chile se organiza un concurso de mini-cuentos de asteroides que entusiasma mucho a estudiantes de enseñanza básica y media de todo Chile. Este año a Valenzuela le tocó ser jurado y quedó gratamente sorprendida por la cantidad y calidad de sus creaciones. El mismo 30 de junio será la premiación en Santiago.

Asteroides y meteoritos

Los meteoritos son las rocas extraterrestres que han sobrevivido su paso por la atmósfera terrestre. De todo el material que cae diariamente (del orden de decenas a centenas de toneladas) solo 1% es recuperable en la forma de un meteorito, explica Valenzuela.

“Ellos provienen principalmente del cinturón de asteroides, pero en menor proporción también pueden provenir de las cortezas eyectadas de Marte o la Luna. De esta forma, si encuentras un meteorito, lo más probable es que sea un fragmento de un asteroide -que es como le llamamos a las rocas de más de un km de diámetro que orbitan al rededor del Sol- y solo en muy raras ocasiones serán marcianos o lunares”.

En el caso de Valenzuela, su interés por estos cuerpos celestes surgió a temprana edad.

“Por ser antofagastina, siempre tuvimos la oportunidad de observar un cielo muy oscuro, con muchas estrellas, la vía láctea, las galaxias satélites, y siempre me pregunté sobre cómo estaba todo eso ahí, porque teníamos una luna”, cuenta.

“Por lo que fue natural interesarme por la astronomía desde temprana edad. Y por caminar el desierto más árido del planeta, y mirar todas sus formas y colores, creo también me enamoré de la Tierra, pero harto más grande pude entender que había también una ciencia que estudiaba la tierra y sus procesos”.

Así se fue a Santiago a estudiar astronomía, pero en el trayecto el amor por la Tierra se hizo más evidente, por lo que terminó estudiando Geología en la Universidad de Chile.

“Pero manteniendo mi primera fascinación por el universo, nunca vi a la Tierra solo como este gran pedazo de roca que esta debajo de mis pies. Siempre la vi como la foto del Apolo 8, mirada desde la Luna, redonda y azul en el medio del espacio. Esa visión guía el espíritu de los científicos planetarios, con la cual me identifico plenamente, y razón por la cual me atreví a incursionar en el estudio de las rocas extraterrestres, los meteoritos, que abundan bastante en el desierto de Atacama, y que nos ayudan a entender como se formaron los planetas, entre muchas otras cosas”.

Para los fanáticos de los meteoritos, ella recomienda el Museo del Meteorito, en San Pedro de Atacama, ya que muestran todos sus tipos y explican muy bien las procesos más importantes asociados a ellos.

En Santiago hay algunos en exhibición en el Museo Geológico de Sernageomin (Til Til 1993, Metro Rodrigo de Araya). En el Centro de Astro-Ingeniería de la Universidad Católica también hay una exhibición también, pero no es de libre acceso.

“Nuestra idea es preparar una exhibición itinerante en unos pocos meses más para que todos los interesados en conocer más sobre los meteoritos puedan visitar esta exhibición”, concluye.

FUENTE: www.elmostrador.cl

Día del Asteroide en cráter de Monturaqui en Desierto de Atacama

| Mas Noticias |
About The Author
-