Estados Unidos se prepara para el eclipse total de Sol que cruzará de costa a costa. El resto del planeta estará atento a la trayectoria de  un asteroide potencialmente peligroso. Y en Chile, un eclipse anular de Sol oscurecerá la Patagonia. El bonus track son las lluvias de estrellas fugaces.



Por Iván Fredes

Dos eclipses solares –uno total y otro anular-, dos eclipses lunares –uno total y otro parcial-, cinco prolíferas lluvias de meteóricas, con una tasa de 50 a 150 meteoros o “estrellas fugaces” por hora, más un asteroide potencialmente peligroso para el planeta, integran la lista de los acontecimientos astronómicos que atraerán la atención de los aficionados a la astronomía durante el próximo año.

El evento más importante y que cautivará la atención mundial,  especialmente de Estados Unidos, será el  eclipse total de Sol que el 21 de agosto del 2017 cruzará ese país de costa a costa, dividiendo prácticamente en dos esa nación norteamericana que no vive un evento similar desde 1918.

En Estados Unidos se están preparando desde hace cinco años para este acontecimiento que a las 18:26 horas (Tiempo Universal) oscurecerá durante dos minutos y 40 segundos un corredor o franja de 115 kilómetros de ancho que cruzará ciudades de catorce Estados, desde Oregón a Carolina del Norte, habitadas por doce millones de personas.

En el país del norte, este acontecimiento está adquiriendo características de fiesta nacional y desde hace cinco años sus habitantes están desarrollando una intensa campaña de turismo, educación y divulgación, además del Merchandising asociado, para transformar el eclipse en una experiencia inolvidable y una plataforma comercial sin parangón para un evento astronómico.

Eclipse solar en la Patagonia

En Chile, también la Patagonia será escenario de un eclipse de Sol, pero anular, es decir, la Luna llena no alcanzará a cubrir la totalidad del disco solar, quedando a su alrededor un anillo brillante, que podrá ser observado a simple vista el 26 de febrero  a las 14: 54 horas (Tiempo Universal), en las islas Isquelial, Garrido, Tanquehuén, Clemente, Rivero, Salas, Fitzroy, Humos, Luz, Quemadas y las localidades de Puerto Aysén, Puerto Chacabuco, Balmaceda y Coyhaique, además de los pueblos argentinos de Esquel, Perito Moreno, Río Mayo, Rawson, Trelew y Comodoro Rivadavia.

El eclipse podrá ser visto como parcial en el resto de Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay, sur de Brasil, parte de Bolivia, Sur de Bolivia y parte de la Antártica, además de Angola y Zambia, en África.

Eclipses lunares

También el próximo año habrá un eclipse parcial de Luna el 11 de febrero, a las 00: 45 horas (Tiempo Universal), que podrá ser observado en parte de América, Europa, África y Asia. Seis meses después, otro eclipse lunar, esta vez total, ocurrirá el 07 de agosto, a las 18: 21 horas (Tiempo Universal), pero no será visible desde Chile.

Lluvias meteóricas

Como es habitual, cada año ocurre medio centenar de lluvias de meteoros o estrellas fugaces visibles desde Chile, pero sólo cinco de ellas son consideradas más importantes por su alta tasa o frecuencias de esas trazas de restos cometarios que iluminan el cielo.

En el orden cronológico, estas son: 04 de enero, Cuadrántidas (120 por hora); 05 mayo, Eta Acuáridas (40 por hora); 07 junio, Ariétidas (50 por hora); 12 agosto, Perseidas (150) y 14 de diciembre, Gemínidas (120 por hora).

Asteroide peligroso

Aunque los astrónomos han descartado una colisión del  asteroide bautizado como 2012 TC4, éste objeto rocos0 de 20 a 40 metros de largo, pasará cerca de la Tierra el 12 de octubre del 2017.

Judit Györgyey-Ries, astrónomo del Observatorio McDonald de la Universidad de Texas (EEUU), ha  señalado que habría un 0.00055% de probabilidades de que este asteroide nos alcance.

Detlef Koschny, director del programa de observación de Objetos Cercanos a la Tierra (NEO) de la ESA, por su parte, habla de una probabilidad de uno entre un millón.

Cuando, el 12 de octubre de 2017, se acerque a nuestro planeta, lo hará a una distancia de entre 13.200 y 433.200 kilómetros. No es la primera vez que el 2012 TC4 se nos acerca. En 2012, lo hizo a una distancia de 94.800 kilómetros.

El problema ahora es la incertidumbre sobre la distancia en que lo hará, por lo que Györgyey-Ries admite la necesidad de hacer más observaciones que acaben con esta incertidumbre. 
En la actualidad hay detectados 1.572 asteroides potencialmente peligrosos (PHA, por sus siglas en inglés). Ninguno de ellos sigue una órbita que vaya directa a nuestro planeta.

 

El 2017 trae un eclipse al estilo Hollywood (Video)

About The Author
-